Cómo traducir para los organismos internacionales y no morir en el intento

¡Hola de nuevo frikis de la traducción! Como os prometí, he cambiado la temática jurídica por otra un poco más amena para zambullirme en el fantástico mundo de la traducción para los organismos internacionales (no podréis decir que no le pongo ganas). Sé que parece un sueño inalcanzable que muchos de vosotros ya habréis echado por tierra porque hay otras salidas profesionales más factibles. Pero os equivocáis, amigos. No se trata de un sueño inalcanzable sino de otra salida profesional más que quiero que os volváis a replantear después de leer esta entrada. Sí, yo también vi la película de [...]