«El lenguaje es la capa de ozono del alma y su adelgazamiento nos pone en peligro». (Sven Birkerts, 1999)

¡Hola de nuevo frikis del lenguaje!

Aquí estoy de nuevo a pie del cañón para alegraros este lunes víspera de festivo (aunque no para mi en tierras holandesas) y vuelvo a la carga con una serie de palabritas que han dado y siguen dando mucha guerra. Como en el artículo anterior, en muchas ocasiones, y sobre todo en el ámbito de los medios de comunicación, estas palabras se han traducido inadecuadamente mediante el uso de calcos y estructuras poco comunes en la lengua española.

Mi objetivo con este artículo, al igual que en la anterior entrada, es que empecemos a reflexionar un poco sobre el uso de la lengua española ya que como bien afirma Sven Birkerts en la cita anterior, el uso negligente del lenguaje puede ponernos en peligro.

¡Vale! Quizás me he puesto un poco melodramática, pero creo que estas palabras de las que habla Alfonso Torrents del Prats en su libro Diccionario de dificultades del inglés pueden enseñarnos a ver la lengua española desde otra perspectiva. Además, hoy estoy generosa y al final del artículo os prometo un regalo fantástico.

¡Allá vamos!

1. Judgement
No sería lógico traducir judgement por juicio en todos los contextos ya que solo sería oportuna esta traducción con la idea de opinión. Judgement también puede traducirse en otro contexto por criterio o sentido, y dentro del ámbito jurídico se traduce por auto, fallo y sentencia.

2. Jurisdiction
Otra palabreja del ámbito jurídico-judicial que no siempre puede traducirse por jurisdicción, ya que puede hacer referencia a la competencia material (por ejemplo el tribunal tiene competencia para asuntos mercantiles) o bien a un territorio o país.

3. Legal
El calco «legal» tan extendido en los medios de comunicación solo tiene sentido cuando se trata del concepto «ley» y no cuando hace referencia al ámbito del Derecho, en cuyo caso se prefiere el término «jurídico».

4. Licence
Licencia, licencia y más licencia. La verdad es que esta palabra ha inundado la red sobre todo en el ámbito informático. Pero estoy segura de que a ninguno de mis lectores se le ocurriría traducir «driving licence» por licencia de conducir, sino por «permiso de conducir» y en otros contextos similares podríamos utilizar título, autorización, matrícula o patente.

5. Lifestyle
Cuando se habla de «way of life» en español sencilla y puramente utilizamos vida (por ejemplo, la vida estadounidense). Asimismo, esta palabra puede tener el sentido de costumbre o moda, e incluso el de comportamiento.

6. Lobby
¡Ay! ¡Cómo adoran los medios esta palabra! La quieren tanto que no se les ha ocurrido pensar que en español tenemos soluciones extremadamente exquisitas que pueden utilizar en su redacción diaria. Es verdad que si os digo que podéis utilizar la palabra «cabildear» me mandéis bien lejos aduciendo que lobby es más cool. Bueno pues el DRAE presenta cabildear como «hacer gestiones con actividad y maña para ganar voluntades en un cuerpo colegiado o corporación». Hala, ya podéis usarla. Aunque si no os gusta también está influir.

7. Man
Si veis series o películas estadounidenses habréis escuchado hasta la saciedad man, man, man. Pero la traducción de man por «hombre» no siempre es una buena opción ya que se pierden los matices del uso de esta palabra en cada contexto. Obviamente se puede traducir por persona, tipo o individuo, pero también cuando el contexto lo exija por agente o representante.

8. Member
Durante mis estancias como traductora en organismos internacionales pude observar la reiteración del uso de «miembro», como calco de member. Miembro solo podrá utilizarse cuando member tenga el sentido de individuo que forma parte de una comunidad. En otros casos se pueden adoptar las siguientes soluciones: afiliado, militante, componente, integrante, diputado, funcionario y empleado.

9. Newsletter
Quizás tanto Alfonso Torrents del Prats como yo pecamos de soñadores al indicar que se podría utilizar boletín informativo o circular en vez del préstamo en inglés «Newsletter». Pero bueno, ahí lo dejo.

10. Operate
Traducir siempre operate por operar sería limitarnos al ámbito quirúrgico, cuando podríamos utilizar las siguientes palabras: funcionar, actuar, obrar, proceder, poner en marcha, encargarse de, dirigir, mantener, gobernar y administrar.

11. Poor
El inglés adora este adjetivo que sin embargo en español queda raro cuando se echa mano del calco «pobre», ya que podríamos decir que algo es de mala o deficiente calidad, escaso, poco o incluso débil.

12. Sensible
Este es uno de los famosos false friends con los que hay que tener cuidado y no traducir nunca por «sensible». Sensible tiene el sentido de sensato, consciente o práctico.

13. Sensitive
Otro false friend que al igual que pasa con sensible no puede traducirse literalmente por sensitivo, sino que en español puede ser sensible, delicado o espinoso cuando hablamos de un asunto.

Para terminar, os quiero hacer un maravilloso regalo (bueno quizás no tan maravilloso) que es el descubrimiento de una palabra en inglés que a mi me fascina: serendipity (magnífico ¿no?). Este vocablo hace referencia a una leyenda persa titulada «Los tres príncipes de Serendip». Pues resulta que según la leyenda estos tres príncipes tenían la virtud de descubrir inesperadamente sacos de oro y otros tesoros, y según el American Heritage «serendipity» es la facultad de hacer hallazgos afortunados. En español podríamos decir que esa persona tiene suerte.

Espero que como buenos frikis del lenguaje os haya gustado este regalo, así como las trece palabras que hemos estado traduciendo mal. Ya sabéis que me podéis hacer todas las preguntas que queráis mediante los comentarios o por redes sociales.

Disfrutad del festivo (los que lo tengáis) y nos leemos pronto 🙂