Un traductor en Wall Street I: La traducción económica-financiera

¡Feliz, feliz no cumpleaños amigos traductores (y no traductores)! Ya sé, tenía que haberme pasado por este blog ayer que fue el día más importante para los traductores ya que conmemoramos la muerte de Jerónimo de Estridón (sí, no suena muy alegre), traductor de la Biblia. Pero he decidido que es mejor que escriba en este lluvioso día luxemburgués para que mi artículo no se pierda entre la marabunta de artículos sobre el día de la traducción. Hoy me he levantado inspirada, quizás por la lluvia, y he decidido dedicar esta entrada al magnífico mundo de la traducción económica-financiera. En [...]